Su montura de reducido espesor en una sola pieza, sin cercos, permite una gran ligereza (118 g) y un sorprendente acercamiento del cristal a los ojos con las consiguientes ventajas en cuanto a visibilidad y reducción del volumen interno.

Su facial optimiza los espacios muertos y reduce el volumen interno hasta sólo 85 cm³. La distancia cristal/cara se ha reducido hasta tal extremo que el facial no llega a hacer el conocido efecto ventosa, simplemente se asienta sobre la cara proporcionando una óptima estanqueidad gracias a su diseño y a la estudiadísima relación espesor/nivel de rigidez de la silicona.

Visor calibro azul Cressi

$1,350.00Precio